lunes, 12 de junio de 2017

El valor de una carta Pongamos un poco de música

Ya llega el veranito y con ello las deseadas vacaciones, unos se irán a la montaña, otros a la playa, otros a conocer nuevos lugares…  pero estoy segura que muy pocos, por no decir ninguno, escribirá una carta.

Cuando yo era pequeña, claro que no existían los mails, facebook, whatsapp… no tenías más remedio, si querías mantener el contacto con tus amigos, que escribir una carta.

Una carta era tanto! Era todo una liturgia, era dedicarle tiempo a esa persona, tiempo de tu tiempo para ponerte delante de un papel en blanco y redactar unas palabras que te salían del corazón,  todo lo que acontecía en tu vida,  una carta lo era todo de ti, era desnudar el alma por escrito, no es como un whatsapp de ahora :
-  Estás bien?
-  Si y tu?
- Yo también
-   a ver si nos vemos
-   vale, a ver, un beso
-   un beso 
FIN.

Hoy en día todo es rápido, frío, egoísta, no existe tiempo ni para reflexionar en una carta, eso ¿para qué? Puf una carta… quita, quita, ponerme a escribir ahora, luego le llamo, o… ya me llamará, o… mira mejor cuelgo en facebook una foto y así todo el mundo se entera y no escribo a nadie.

Es tan paradójico, con la llegada de internet, y el súper avance en el tema de comunicación mediante los chats, skype, redes sociales varias, etc. Estamos más desconectados los unos de los otros que nunca, a pesar de saberlo todo con la velocidad de un rayo y de tener en nuestras manos todas las herramientas para un comunicación inmediata y eficaz, las conversaciones se  han reducido, las relaciones humanas cada vez son más distantes y las letras han sufrido una ataque tal, que en estos momentos se comenten más faltas de ortografía que nunca.

Es una lástima que se haya perdido el valor de las palabras, una carta ya no se valora,  de hecho las únicas que recibimos ahora son las del banco,  o con suerte el señor  director de El Corte Inglés, que te felicita por tu cumpleaños o por navidad!

Aún recuerdo la emoción de recibir una carta, esas en las que tu amiga te contaba con pelos y señales todo lo que hacía, cartas de 2 o 3 folios, todos ellos numerados y  a veces incluso venían con sorpresa: un pin, una pulsera, una foto…  o la sensación de calor que subía por tus venas cuando el remitente era ese chico que te gustaba.  Jajaja veo la sonrisa de algunas de vosotras… que recuerdos más bonitos, eh!!

Os contaré un secreto, cuando murió mi abuela, fuimos un día a su casa a hacer la típica repartición de las cosas y vi una cosa que me impactó de tal manera, que desde ese momento creé un ritual en mi vida. Vi una caja, una caja llena de postales de todos los sitios donde viajaban mis abuelos, postales que enviaban a sus hijos  con un par de frases y me pareció entrañable, me hizo recapacitar en que la verdad, una vez muerta, lo único personal material que queda de nosotros son tus fotos y tus cartas y pensé, cuando yo muera me gustaría que la gente que quiero pueda sacar una caja con todas los postales o cartas que les envío, para que tengan un trocito de mí, desde entonces, cada vez que viajo, mando postales, muchos de los que me estáis leyendo habréis recibo alguna de ellas, ¿verdad? Aunque la única persona, que si las tiene todas, es mi madre.

Mi ritual: al llegar al destino, lo primero que hago es comprar 10 postales y 10 sellos y a lo largo de mi viaje en esos lugares por los que paso, que me recuerdan a alguno de mis seres queridos o aquellos lugares que me gustaría que vieran, paro y les escribo, me imagino que están ahí conmigo y que les hablo y el último día, las dejo en la recepción del hotel (ellos cuentan con servicio de correos para sus clientes) o busco un buzón para echarlas.


Me encanta la sensación de ir a por el correo y encontrarte entre tanto recibo unas palabras dedicadas, aunque sean: besos desde Zaragoza.  Eso significa que a esa persona le importo y que está ahí pensando en mí, aunque sean dos segundos de su vida, ¿puede haber mayor regalo hoy en día qué el tiempo? ¿y sobretodo, la atención?

Hoy quiero reivindicar el uso de las palabras. Que volvamos a escribirnos cartas o alguna postal, aunque solo sea en las vacaciones que están a punto de llegar,  recuperemos las buenas costumbres de antaño y la riqueza de las letras, llamadme romántica, pero… ¿no sería bonito recuperar el valor de una carta? ¿Te animas?
Gracias por leerme
Besos y sonrisas
B.

viernes, 4 de noviembre de 2016

Una de moralejas

Pongamos un poco de ritmo https://www.youtube.com/watch?v=Mptdcx36qZU 


Qué tal se presenta vuestro fin de semana? El mío tiene muy buena pinta. Esta tarde arranca con una divertida quedada con mi hermano y mañana un superconcierto de Patton! 

Una de las cosas que suelo hacer para desconectar es escribir y leer frases inspiradoras… A veces ciertas frases llegan a nuestra vida en el momento exacto dándote incluso la clave de aquello que estabas buscando. 
Por eso hoy os voy a dejar este mini cuento, espero que os guste .Y ahora a por el viernes con nuestra mejor sonrisa! 
 Las tres rejas
 El joven discípulo de un filósofo sabio llega a casa de éste y le dice:
 – Oye maestro, un amigo tuyo estuvo hablando de ti con malevolencia…
 – ¡Espera! – lo interrumpe el filósofo 
– ¿ya hiciste pasar por las tres rejas lo que vas a contarme? 
– ¿Las tres rejas? – Sí. La primera es la verdad. ¿Estás seguro de que lo que quieres decirme es absolutamente cierto?
 – No. Lo oí comentar a unos vecinos. 
– Al menos lo habrás hecho pasar por la segunda reja, que es la bondad. Eso que deseas decirme, ¿es bueno para alguien?. 
– No, en realidad no. Al contrario…
 – ¡Ah, vaya! La última reja es la necesidad. ¿Es necesario hacerme saber eso que tanto te inquieta? 
– A decir verdad, no. 
– Entonces – dijo el sabio sonriendo – si no es verdad, ni bueno, ni necesario, sepultémoslo en el olvido. 
 Reflexión: Muchas veces nos preocupamos por cosas que si las pasáramos por el filtro de las “tres puertas” no merecerían la pena. Es importante valorar y reflexionar antes de gastar energía en asuntos que no lo merecen. 
Besos y sonrisas 
B.

viernes, 28 de octubre de 2016

Ya es viernes!
Música maestrohttps://www.youtube.com/watch?v=LmmAGGGEB1U

Sonríe, hoy es un excelente día para estar orgullos@ de ser quién eres!



Bonita cita para empezar este finde, ¿verdad? Y es que siempre es un buen momento para sonreír, para sentirnos orgullosos de ser las personas que somos. Por eso es importante trabajar nuestra autoestima, una de las llaves que nos abren la puerta a la  felicidad. Debemos aceptarnos con nuestras luces y nuestras sombras, estas últimas nos muestran las cosas en las que debemos trabajar para poder pasar de curso… ¿Y a quién no le gusta aprobar? La autoestima hay que trabajarla día a día, debemos convertirnos en nuestros mejores amigos, debemos cuidarnos y mimarnos. Por que siempre hay alguien que para sentirse superior a nosotros, intenta destrozarla y si nos queremos bien, no permitiremos que eso suceda. Por querer a alguien, o porque sean nuestros amigos o familia no podemos permitir que nos destruyan nuestra persona a su antojo. Muchas veces no nos damos cuenta y acabamos perdonando esas cosas que nos hacen daño, que se nos ignore, que nos quieran cambiar, que no se valore lo que haces, solo por el miedo a perder a alguien, al que dirán…y no lo podemos permitir. Os propongo para arrancar el finde con fuerza, que escribáis diez cosas que os gustan de vosotros (yo lo he hecho y no es tan difícil, aunque cuesta! mucha gente puede pensar que es de engreídos pero no, hay que saber de cada uno sus defectos y sus virtudes) Recordad que este domingo se duerme una hora más!!! Eso si que es una buena causa para sonreír! Besos B.

jueves, 21 de julio de 2016

Entre tu y yo... Dale al Play antes de leer pincháme


Hace tiempo que no paso por este rincón, hace tiempo que ando inmersa en muchas cosas a la vez y me siento como una malabarista en medio de una de esas gigantescas pistas de circo, con mil bolas en las manos y pensando que en cualquier momento se me va a caer una al suelo y se va a desbaratar todo, estoy segura que alguna vez e incluso ahora, a más de uno le está pasando lo mismo que a mí. Pero lo importante es que poco a poco voy quitándome pelotas de encima y pudiendo dominar mejor mi día a día.

El 2016 es extraño, llevamos 7 meses sin presidente de gobierno y todo sigue igual, que rabia me da ver como discuten, cual niños y como nos roban, me da igual el color, me parecen patéticos todos los políticos, que manera de burlarse de nosotros y de jugar con nuestras vidas. Para ser funcionaria te exigen de todo y para gobernar este país, no te exigen NADA, ni carrera, ni idiomas… nada de nada, increíble!
Sabéis, el índice de suicidios ha incrementado desde el inicio de la crisis en un 20%, es más importante apoyar a los bancos, por parte del gobierno, que a las personas, en 2015 se suicidaron 3910 personas, más muertes que por accidentes de tráfico, pero eso da igual, de eso no se habla, el fútbol es más importante, no voy a hablar más de este tema porque acabaré enfermando.

En breve hará un año que ya no está entre nosotros una de las personas que más he querido, ha sido un año duro por ese lado, es difícil, a medida que creces, perder a tus seres queridos, más que si los pierdes en la juventud. La verdad es que nadie nos prepara para perder a las personas, la muerte sigue siendo un tema tabú en nuestra sociedad, tanto que en un entierro no puedes ni celebrar el haber conocido al muerto, solo se debe estar triste y vestido de negro y no hacer nada o te tachan de loco, desde mi punto de vista estamos  construyendo una sociedad muy triste, egoísta, fría, sin valores, y retrasada, solo hay que ver los medios de comunicación... Todo manipulado. El pienso del pueblo: las redes sociales, juegos como el Pokemon, programas de prensa ácida, y fútbol…

Me da mucha pena el mundo, ya no se sabe conversar, ni divertirse… todos enganchados a las redes “sociales” y dejando de lado la verdadera sociedad, increíble. Seres humanos cada día más inhumanos, y más absurdos. Cada uno a su bola, y sin preocuparle nada de los demás, bueno en las redes si, poner una foto de apoyo, un lazo rosa y esas cosas se hacen claro, pero en la realidad, no se hace nada, más que estar en casa conectada a los aparatos.
¿De verdad queremos vivir en un mundo como el actual? ¿En serio? ¿Destrozando todo lo que nos rodea por 4 duros? ¿Sin tener contacto ni hablar a no ser que sea por las "REDES SOCIALES"?
La verdadera realidad es que nadie sale vivo de aquí y que nos vamos tal y como vinimos sin nada… ¿No valdría más la pena cuidar lo que tenemos? ¿Y preocuparnos por lo que nos rodea? En fin os dejo, que he quedado para comer, otro día más, voy a disfrutar de la compañía de mi gente.

Besos,
B.
PD. He decidido tomarme unos minutos para mi y retomar este blog al menos 1 vez por semana.

lunes, 15 de febrero de 2016

Viernes 15.02.2013 (recuerdos)
Ya es viernes! Habéis pensado qué vais a hacer el finde? hagáis lo que hagáis, disfrutadlo mucho! y no olvidéis Sonreír que la vida cambia de la noche a la mañana!
Buen Fin de semana perlas!
Besos.
B.
Imagen Federico Trillo-figueroa Igual
música maestro


lunes, 27 de julio de 2015

Enjoy & Smile

La vie en rose (pinchar enlace para leer el siguiente texto) 
Federico

Muchos de los que me conocéis sabéis la relación que tenía con mi tío Federico, digo tenía porque por desgracia nos ha dejado este fin de semana. Mira que hay gente mala que se podría ir de nuestras vidas para siempre, pero no, le tiene que tocar a los mejores.

En el 2009 mi tío y yo comenzamos a entablar una relación de amistad muy entrañable, que poco a poco fue fortaleciéndose, mucha gente pensaba que estábamos liados, otra no nos entendía, en fin, la realidad es que ambos ahogábamos nuestras penas en horas que pasaban volando, otras horas dejábamos a  nuestros niños interiores salir y hacíamos el tonto, bailar por el salón, pintarnos la cara, soñar… Decidimos vernos cada cambio de estación y hacernos fotos, y ahí nos convertimos en el fotógrafo personal de cada uno.
Jamás olvidaré las sesiones, preparando el escenario mientras tomábamos ron miel, Alma de bohemio, lo pasábamos en grande como verdaderos niños.

Mi tío FEDE era un caballero, un soñador, un romántico, un detallista, tenía un sentido del humor especial, a veces picante que te costaba entender, pero tras eso había un corazón enorme. Adoraba las velas, los atardeceres y amaneceres, el sol y la luna, los coches antiguos, pero sobretodo… disfrutar del momento su lema: enjoy & smile.

Como cuesta estos días divertirse y sonreír sabiendo que jamás podré volver a disfrutar de su compañía, él se convirtió en un padre para mí y ahora lo he vuelto a perder.

Aún así sonreiré por haber tenido la oportunidad de conocerle más  fondo, de disfrutar con él momentos de la vida, de esas historias en sus rincones en compañía de un vinito y unos trozos de queso y jamón, de poder disfrutar de sus maravillosos desayunos, de su gusto en la decoración (confieso que cada vez que volvía a mi casa, deseaba decorarla como la suya, de hecho tengo desde hace años un: “Rincón de Federico”), de esos carajillos de ron e incluso de haberle podido consolar mientras lloraba en mi regazo, porque estábamos para todo, lo bueno y lo malo. Doy gracias por haber disfrutado de su persona, ahora guardo un montón de recuerdos para mantenerle vivo por siempre, porque uno no se muere cuando se va, si no cuando los demás dejamos de pensarle, así que lo siento “lindo”, pero estarás presente por siempre y para siempre en mi vida. Doy gracias por todo lo que me ha enseñado, por cuidarme y por hacerme entender que nunca, nunca, deje de soñar a pesar que los demás no me entiendan. Gracias por sus abrazos, sus cuidados, su consuelo en mis momentos malos, gracias por hacerme reír, por compartir su tiempo conmigo, por enseñarme lugares paradisíacos, por confiar en mi, por esas miles de millones de fotos que me ha hecho, gracias por ser como era, con sus virtudes y defectos.
La vie en rose… esa siempre serás tú, mi querido Jack.

Odio que nos hayas dejado así y además te has ido sin dejarme la receta de esa sopa de plátano (que lo sepas cabezón). Te quiero y siempre te querré.

A vosotros que me estáis leyendo, nunca se sabe cuando van a desaparecer las personas que queremos, así que os aconsejo que jamás dejéis rencillas sin solucionar, que no os dejéis de decir te quiero, que los orgullos no valen para nada, que las personas se disfrutan en vida y no en muerte, que el tiempo es valioso, así que… ¿A qué esperáis?

A FEDE “Vos sos lindo” (como te gustaba que te dijeran) nos vemos por otros lares. Gracias por quererme y defenderme. Siempre te llevaré conmigo: Do you remember? do you remember? (pinchar para oír la canción).
Besos & Sonrisas
B.

jueves, 16 de octubre de 2014

Érase una vez una ciudad de chiste…


No sé ni como empezar a escribir esto, si escribiera en una libreta, ya habría roto 15 páginas lo menos… Creo que iré directamente al grano.

Ayer paseando a los perros, una señora nos dijo que había una zona donde poder soltarles, (no sé en el resto del mundo, pero en Valencia la ordenanza dice que no puedes llevar a tu mascota sin correa, excepto en las zona adaptadas, si no… MULTA que te atizo! Eso si… encontrar Zonas adaptadas es como encontrar una aguja en un pajar) así que fuimos en busca de ese nuevo maravilloso espacio, donde poder soltar a los “pekes” y que corran un rato, y ¿qué encontramos? una gran BROMA, resulta que la zona es justo al lado de la biblioteca municipal de Valencia y estaba muy mona valladita genial con el único FALLO, de que se han olvidado una parte de la valla! Así tal cual, con lo que al soltar a mi perro se fue corriendo y  se salió del recinto, menos mal que hay un trocito peatonal que si llega a dar directamente a la carretera me quedo sin perro. Y me pregunto yo.. ¿Quién es el lumbreras del ayuntamiento que no revisa lo que se paga y firma? ¿Quién es la empresa tarambana que no cerca bien la zona?¿Estamos en un país de anormales? Porque tanto por el ayuntamiento como por la empresa que ha colocado la valla, me dejan estupefacta con la mala labor, cualquier persona en su sano juicio hubiera vallado el espacio entero y no dejando un trozo sin poner.
Para colmo nos enteramos que la policía ya ha pasado parte al ayuntamiento para que pongan el trozo de valla que falta, pero no les hace caso nadie, se ve que no les gusta mucho eso de trabajar o lo peor, que los animales les importan bien poco.
Conclusión: en Valencia los políticos no miran por los animales y cuando hacen alguna cosilla, la hacen MAL!  así nos va. 
Si sabéis que puedo hacer para que pongan el trozo de valla que falta ¿me lo podéis decir?
Muchas gracias!
Nos vemos a la próxima!
Besos
B.